La sociedad se ha vuelto insensible ante los acontecimientos de muerte, dice Arzobispo de Oaxaca

Comentarios desactivados en La sociedad se ha vuelto insensible ante los acontecimientos de muerte, dice Arzobispo de Oaxaca

El Arzobispo de Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, con motivo de la Semana Santa, pidió a la sociedad oaxaqueña a reflexionar el por qué se ha perdido el temor de Dios, pues la sociedad se ha vuelto insensible a los acontecimientos de muerte que se viven.

“Que triste pensar así, que mientras no me toque a los cercanos poco o nada me interesa lo que pasa a otros. Con ese pensamiento perdemos nuestra sensibilidad humana y la maldad y la muerte que van creciendo en nuestros pueblos y ciudades, no nos hacen reflexionar y pensar que desde nuestro hogar debemos trabajar para que todos los miembros de nuestra casa no perdamos de vista que debemos vivir respetando al prójimo en todo lo que es y en todo lo que tiene”, dijo.

Mediante un comunicado, el Arzobispo pidió trabajar porque pueblos y ciudades ataquen el flagelo de la pobreza, que se aprenda a cuidar el trabajo y no se malgaste tirándolo a vicios.

Agregó que por otra parte, también es necesario que quienes gobiernan no pierdan de vista que son administradores de lo que le pertenece al pueblo y que el uso que se le da a los recursos en su totalidad, es sólo para bien.

Llamó a acabar con la corrupción presente en diferentes espacios de la sociedad, donde a veces la propia sociedad la provoca para tener privilegios, no importando los demás, lo cual se debe terminar pronto o la situación actual nunca se compondrá.

“Estas y otras muchas cosas pueden ser analizadas en esta semana en la que debemos hacer silencio para entrar en nuestro interior, y si encuentro algo que corregir, dar los pasos para ello”, puntualizó.

Cargar más artículos relacionados
Los comentarios están cerrados.

Compruebe también

Retumbó la Rotonda de la Azucena en Primer Lunes del Cerro de la Guelaguetza 2019 en Oaxaca

Fotos: Faty Leyva y Jazmín Gómez Aplausos, olas humanas, gritos y un gran entusiasmo de as…