Dejan a 64 Legislatura en bancarrota, no hay agua ni para sanitarios; pero ex legisladores pidieron 150 mdp para aprobar Cuenta Pública 2017

Comentarios desactivados en Dejan a 64 Legislatura en bancarrota, no hay agua ni para sanitarios; pero ex legisladores pidieron 150 mdp para aprobar Cuenta Pública 2017

De pena ajena.

Trabajadores de base de la 64 Legislatura del Estado tuvieron que ser enviados a sus casas este martes, ante la pestilencia en que se encontraban los sanitarios, donde la Tesorería no cuenta con recursos ni siquiera para la compra de pipas del vital líquido.

De verdad, es increíble.

El recinto legislativo de San Raymundo Jalpan, se convirtió en un foco de contaminación, y tanto diputados como ex legisladores se echan la pelotita, los morenos al decir que los priistas se acabaron el presupuesto y no dejaron ni para el agua.

Y los ex representantes populares del Revolucionario Institucional, principalmente, que su ex coordinadora María de las Nieves García Fernández fue la más beneficiada y a ellos ni siquiera les pagó los dos meses que les debía de apoyos de gestión y otras ayudas.

Ante la crisis financiera por la que atraviesa hoy el Congreso del Estado, salieron a relucir las últimas “negociaciones” que supuestamente la ex bancada del PRI pidió al gobernador Alejandro Murat Hinojosa para aprobar la cuenta pública.

Por ejemplo, en la dichosa aprobación de la cuenta pública, la petición fue por 200 millones de pesos, porque según el argumento que la ex coordinadora de la bancada del PRI, María de las Nieves García Fernández ofreció es que sus compañeros eran quienes estaban exigiendo los recursos, luego la solicitud bajó a 150 millones de pesos.

Sin embargo, a pesar de que la cuenta pública fue aprobada con observaciones de hasta 131 millones de pesos que hasta el momento no han sido comprobados, la “negociación” de la ex legisladora no fructificó, puesto que desde la Ciudad de México le taparon el paso y la única orden oficial fue que les pagaran a los ex legisladores los adeudos pendientes que la misma Secretaría de Finanzas no les había cubierto desde el mes de febrero.

Pero no a todos los priistas les tocó la misma suerte, porque el grupo de los “rebeldes” que no comulgaban con Nieves García y que eran la mayoría, no les pagaron, y a los únicos a los que sí les pagaron fueron a los “consentidos” como Nallely Hernández, Herminio Cuevas Chávez y Juan Vera Carrizal.

Los adeudos a cada ex diputado ascienden a 560 mil pesos y los conceptos son varios, como el apoyo que le daban a los de la fracción del PRI, incluso también de los espacios que originalmente los usufructuaba el ex legislador Samuel Gurrión Matías, mientras que al personal de honorarios les fue peor, porque los corrieron tres meses antes y ya no les pagaron sus sueldos.

Pues bien.

Los ex diputados priistas muy molestos solicitaron la semana pasada, justo en el Segundo Informe de Gobierno, una audiencia con el Gobernador Alejandro Murat Hinojosa, precisamente para exponerle la serie de atropellos y que el Mandatario oaxaqueño sepa que los recursos que en cada aprobación de las iniciativas entregaban, siempre se quedaban con los coordinadores parlamentarios.

Incluso, en conversaciones de los ex legisladores priistas en un grupo de whatsapp, Heriberto Ramírez pregunta: Una pregunta, que pagaron? Por favor…Mercedes Rojas le contesta: Pues al menos a nuestra gente no y eso sí me preocupa, ellos necesitan su salario (refiriéndose a los asesores que estaban por honorarios).

“Y la Doctora (María de las Nieves García Fernández) confirmó en la última sesión que pagarían completo noviembre, no sé si a alguno le llamó Igmar (Medina Matus), a mí no”, concluye Mercedes Rojas.

Entonces nada, cerró Heriberto Ramírez.

En otra conversación del chat legislativo del 9 de noviembre, Nieves García les informa: Buena tarde compañer@s, Igmar se comunicará con Uds para asuntos pendientes y entregarles el libro del Congreso. Gustavo Marín y Juan Vera le agradecen la información.

Pero el Oficial Mayor jamás les llamó, salvo a los tres ex diputados que mencionamos líneas arriba a quienes sí les cumplieron.

Y miren que la cuenta pública 2017, que las y los legisladores de la pasada 63 Legislatura debieron hacer una revisión puntual, hasta con lupa, por las diversas irregularidades que presenta, que de acuerdo al Informe de Resultados de la Fiscalización, hay observaciones que aún no han sido solventadas por 131 millones 045 mil 615.37 pesos.

Pero les valió, hasta la bancada de Morena se prestó para hacerse de la vista gorda, aun cuando tenían en sus manos los resultados del Órgano Superior de Fiscalización del Estado. Por ejemplo, la Secretaría de las Infraestructuras y el Ordenamiento Territorial Sustentable (Sinfra) a cargo de Fabián Sebastián Herrera Villagómez tiene pendiente de comprobar casi 70 millones de pesos.

En Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (Sapao), el faltante es por 21 millones 848 mil 983 pesos; Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO) a cargo de David Mayrén le falta solventar 599 mil 863 pesos; la Fiscalía General donde despacha Rubén Vasconcelos Méndez no ha solventado 14 millones 588 mil 675 pesos.

Y le sigue la Comisión Estatal de Educación Física y Deporte con dinero no comprobado por 3 millones 446 mil 663 pesos, mientras que la Comisión Estatal de Vivienda, arroja un faltante de 3 millones 519 mil 690 pesos; el Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa, 1 millón 227 mil 980 pesos.

En tanto, el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado de Oaxaca, el faltante asciende a 13 millones 507 mil 617 pesos con 59 centavos.

Por ello, al Gobierno del Estado le urgía que la anterior 63 Legislatura aprobara la cuenta pública 2017, ante el temor de que con las y los nuevos diputados, donde la mayoría la tienen los morenos, le metieran un sustote a la administración de Murat Hinojosa.

Hoy las y los ex legisladores priistas se dan de topes contra la pared, muy molestos porque quien “negoció” a nombre de ellos fue su ex coordinadora Nieves García, aunque no lo que había solicitado y además, es la que salió más raspada con el Gobierno de Murat, cuya expresión final de quien lleva las riendas del Estado fue: “Creo que nos equivocamos”.

Pero qué tal se pelean los espacios en el Congreso local, la bancada de Morena, con eso de que ya se dividieron, por un lado Laura Estrada, presidenta de la Jucopo, exige Servicios Administrativos, antes Tesorería, pero igual lo pelea el grupo interno contrario de 10 legisladores que se oponen al nombramiento de su coordinadora.

Andan del moco, a ver quién gana el control de los recursos financieros.

Y la Oficialía Mayor ha pedido mano la bancada del PRI a cargo de Alejandro Avilés Álvarez, aunque este espacio con las modificaciones hechas a la Ley Orgánica del Congreso del Estado, solo tendrá atribuciones para llevar acuerdos parlamentarios, ya nada tendrá que ver con los dineros, así que no creo que a “Igmarcito” le convenga repetir.

Esperamos que hoy miércoles 21 de noviembre que hay sesión, el Oficial Mayor, Igmar Medina Matus y el Tesorero Eduardo Aldana compren las pipas de agua para los sanitarios, caso contrario, también las y los diputados saldrán despavoridos del Recinto Legislativo.

Que hagan una coperacha o lo que coloquialmente le llaman, la “vaquita”, para comprar el agua y el personal de limpieza pueda lavar los sanitarios.

Hasta dónde llegaron nuestros representantes populares, qué vergüenza.

CORREO: nivoni66@gmail.com

TWITTER: @Gelosnivon

FACEBOOK: MariaNivon Molano

FAN PAGE: Primera Línea MX

Cargar más artículos relacionados
Los comentarios están cerrados.

Compruebe también

Opulencia de legisladores contrasta con “austeridad Republicana” de AMLO y 3 millones de pobres en Oaxaca

Sin duda alguna la clase privilegiada en México es la que conforman las y los diputados fe…